18 de agosto de 2017

"La vegetariana" un ser sensible, intenso y anémico.



La temporada estival es sin duda una de mis favoritas para darle un buen apretón a la pila de libros que reposa presionándome en la mesita de noche.
Los días son más largos, las siestas se aprovechan menos por el sofocante calor, y siempre me resulta apetecible pasar la tarde con un café con hielo y una buena historia.

La Vegetariana.


"La vegetariana" de Han Kang, llevaba siendo compañera de viaje desde principios de junio, pero lo cierto, es que hasta hace tres días, no sabía otra cosa salvo qué color tenía su portada. Y han sido tres días, solo tres tardes las que he tardado en devorarme esta novela sangrienta, desoladora e intensa que nos regala el autora surcoreana nacida en Kwangju en 1970.
La novela la protagoniza Yeonghye, una mujer a la que su marido eligió porque "no parecía tener ningún atractivo especial" y para que fuera una esposa "común y corriente". Sin embargo, un día toma la decisión de dejar de comer carne como rechazo a una humanidad que "le resulta extraña". Yeonghye intentará llevar su decisión hasta el final y tratará de "convertirse en una planta".

A modo de tríptico, conocemos los más profundos anhelos de una protagonista que no tiene voz, y no sólo en el sentido literal, sino que la autora es capaz de enseñarnos sus más profundos sentimientos, sin que ella los verbalice... Narrada por su marido, su hermana y su cuñado, vivimos con Yeonghye el proceso de autodestrucción que lleva a cabo sobre su salud mental y física, decidiendo abandonar el consumo de carne por su asociación con la "parte oscura" del ser humano y en su intento de purificarse.

Sus personajes se muestran abrumados entre las pasiones más terrenales y la cultura y la sociedad en la que viven inmersos. Todo esto rodeado con el marco de una sociedad machista, donde nuestra protagonista, por su condición de mujer, es un ser "acatador". Pero el ser humano es imprevisible, y de repente, encontramos personas que no quieren seguir la norma cuando sienten injusticias.

Han Kang



Me ha encantado la vulnerabilidad superficial con la que describe los personajes, mientras que por dentro los muestra como seres valientes e imparables. Cómo consigue que sus luchas internas se conviertan en las nuestras, y como lo que a grosso modo pueda parecer descabellado y loco, no lo es tanto...

"La vegetariana" es una novela sensible, intensa y anémica que recomiendo al cien por cien. De esas que te calan, y te hacen reflexionar sobre temas nada banales.

Gracias papá por tu regalo.



Con esta recomendación de verano, me despido de nuestro café de hoy, ¡no sin antes pediros recomendaciones de libros para comenzar cuanto antes!.

11 de agosto de 2017

Swingers

Una de las noticias que inundan nuestros titulares y portadas estos días es que "El barco del amor" llega a España con 345 parejas a bordo.

Del amor o del sexo, porque Azamara Quest, es un crucero única y exclusivamente para swingers. Es decir, parejas que practican el intercambio.
Está todo cuidado hasta el último detalle: Existen habitaciones donde poder tener sexo y diferentes atracciones para disfrutar en pareja y cada noche se organiza una fiesta temática erótica.

Por mi parte, nunca he vivido una experiencia de este tipo, pero en cierta forma el otro día asistí de manera voyeaur a una discusión dónde se planteaba este tema.



Iba con muchas expectativas, al final y al cabo, es la adaptación de la película argentina más vista en 2012. 

La obra versa una premisa muy reconocible para todos los que estamos o hemos estado una en relación estable. Protagonizada por Miren Ibarguren, Daniel Guzmán, María Castro y Álex Barahona, todo comienza con dos amigos totalmente antagónicos, que a su vez son socios. Adrián (Guzmán), casado, extremadamente ordenado y responsable y muy seguro; Tomás (Barahona), seductor, creativo, impulsivo y juguetón. Ambos mantiene dos relaciones, también muy diferenciadas. El primero está casado con Julieta (Ibarguren), tiene un hijo preadolescente y la pasión en su matrimonio no se encuentra en su mejor momento. El segundo vive una relación con Silvia (Castro), sin casarse y descubriendo nuevas posibilidades… Para recuperar el ardor del matrimonio de sus amigos, Tomás y Silvia les proponen hacer un intercambio de parejas. Sin embargo, lo que podría resultar divertido dará al traste con los pilares en los que se sustentaba todo.

Tienen un don para la comedia. Los cuatro intérpretes pisan las tablas sin estridencias ni artificios, haciéndote disfrutar de una hora y media llena de carcajadas y emociones. Porque "Dos más dos" no solo te arranca una sonrisa sino que logra una gran reflexión acerca de la vida en pareja.
¿Hay solo una forma de entender la fidelidad? ¿Tiene o no que ver con la lealtad? ¿Puede cambiar nuestro concepto con el paso del tiempo y la monotonía?
Uno de sus puntos fuertes, es que podemos sentirnos identificados con los cuatro personajes. Ya que saben mostrar con detalle las dos caras de la moneda. Ninguno de los personajes tiene la verdad absoluta. Todos son torpes, pero insisten en que su forma de entender la vida, el amor y el sexo es la adecuada, dejándose poco a poco embaucar los unos por los otros. Al fin y al cabo, las dos parejas buscan tener “la plenitud”. Una vida estable en pareja y una vida sexual de éxtasis. 

Otro dato a resaltar es la complicidad entre los actores... No sólo entre las parejas, sino entre los cuatro intérpretes... Y es que la química con la que trabajan consigue llegar hasta la última butaca del Teatro La Latina.
Y por supuesto, acertadísimo trabajo también el de David Serrano y Maite Pérez Astorga llevando la batuta de ésta comedia que puede contener algunas trazas de drama con las que quizás sientas algún pellizquito en la tripa.



¡Estarán hasta el 10 de Septiembre, así que espero que corráis y no os perdáis esta maravilla!

Ficha técnica:
Reparto: Miren Ibargurem, Daniel Guzmán, María Castro y Álex Barahona.
Dirección: David Serrano y Maite Pérez
Horarios: De miércoles a viernes a las 20:00 horas. Sábados a las 19:30 y 22:00 horas.
Precios: entre 17 y 28 euros.


¿Qué pensáis acerca de ésta corriente? ¿Qué es para vosotros la fidelidad? Voy preparando nuestra cafetera para hablar del gran tema universal: el amor.

4 de agosto de 2017

¡HORA DE COMER! 7 recomendaciones de restaurantes vegetarianos y veganos en Madrid

Cuarenta grados pueden estar bien para practicar Vikram Yoga, pero para encender los fogones...
En verano, me da muchísima pereza cocinar, así que muchos días opto por menús diarios, vegetarianos o veganos en el centro de la ciudad. 
Como muchos me preguntáis recomendaciones para probar recetas nuevas, hoy en nuestro café, os traigo mis 7 restaurantes vegetarianos/veganos favoritos.


Calle Encomienda, 19. 28012, Madrid



Situado en pleno barrio de La Latina es muy recomendable para veganos y no veganos. (Y hasta el momento mi favorito de Madrid). Ofrecen comida rica, sabrosa y vegana. Pero, además, todos los productos que utilizan son ecológicos. Son tan consecuentes con su filosofía que hasta la vajilla está hecha exclusivamente para ellos, utilizando gres, nada de plomo ni esmaltes tóxicos. Y, por si fuera poco, entre un 85% y 90% de la carta es apta para celíacos o personas intolerantes al gluten y su objetivo es que este 85% se acabe convirtiendo en un 100%. La oferta de bebidas sigue la misma línea que el resto de la carta: vinos ecológicos de Madrid, cervezas artesanales también de la zona, zumos ecológicos e incluso ginebras, vodkas y whiskies hechos a partir de materia prima ecológica. Entre semana ofrecen un menú a 7,50€.

Mi recomendación estrella: Lasaña crudivegana y su postre del día.




Calle Marqués de Santa Ana, 34, 28004. Madrid.



Desde 1981 este pequeño y acogedor restaurante está situado en Malasaña, un barrio multicultural y colorido en el centro de Madrid.
Su cocina es totalmente casera y ovo-lacto-vegetariana, es decir, vegetariana con productos lácteos y huevos. Aunque también disponen de platos veganos.
Lo que más me gusta de este restaurante es la variedad que cada día aporta a sus menús. Podría comer aquí cada día y no cansarme... Entre semana a la hora punta es casi imposible conseguir mesa, pero puedes reservar llamando unas horas antes. El menú diario de martes a viernes cuesta 10€. 

Mi recomendación estrella: Su crema del día, y el arroz con verduras salteadas, coco y salsa de sésamo y por supuestísimo:  ¡la tarta De queso con salsa de frutos rojos!.




Calle de Zorilla, 11. 28014, Madrid



Abrió sus puertas en Madrid como restaurante vegetariano en el año 1994 en plena zona del arte, junto al paseo del prado y detrás de las Cortes. El Paseo del Prado es el jardín histórico urbano más antiguo de la ciudad de Madrid, declarado Bien de Interés Cultural y uno de sus bulevares más importantes. 
Desde entonces siguen ofreciendo una comida sana y libre de grasas, en un ambiente cálido que invita a la relajación y al desenfado con velas por las noches y suave música de fondo.
Un dato importante a tener en cuenta es que cuentan con sus propias huertas en las afueras de Madrid en las que según temporada cultivan las frutas y verduras sin utilizar ningún tipo de pesticidas ni abonos químicos. 
La carta cuenta con 60 platos vegetarianos diferentes de vegetales y ovolacteos y ofrecen un menú del día de lunes a viernes a mediodia por 12,90 euros.

Mi recomendación estrella: ¡No podéis iros sin degustar sus croquetas de espinacas y pera!




4. Vega
Calle de La Luna, 9. 28004, Madrid



Uno de los dueños de La Encomienda, es también el artífice de esta maravilla situada en La Calle Luna con una carta 100% vegana.
Porque además de comer bien, el objetivo que persigue es que sus comensales sean conscientes y responsables de lo que saborean en cada bocado. Y es por eso que solo trabaja con productos frescos, ecológicos, locales y de proximidad.
En laborables cuenta con un variado y económico menú del día, formado por aperitivo, principal y postre, que incluye bebida de la casa: agua o limonada casera por sólo 6.90 euros.
Es uno de los primeros restaurantes veganos a los que fui en mi vida, y uno de mis más asiduos... La soja texturizada la descubrí aquí, y me han enseñado platos que ahora cocino yo en mi día a día.

Mi recomendación estrella: ¡La pasta boloñesa del Vega me vuelve loca!. El hummus y la leche merengada también son una buena opción


5. B13
Calle de La Ballesta, 13. 28004, Madrid



Lo descubrí hace poco y con un hambre voraz. B13 es un bar restaurante 100% vegetariano con muchísimas opciones veganas, situado en pleno centro de Madrid, a menos de 5 minutos de la Gran Vía. En él podrás encontrar una gran variedad de platos, dulces y salados, todos ellos elaborados sin productos de origen animal. Su carta es parecida a un fast-food americano sin crueldad animal. Me sorprendió que ofrecieran incluso bocadillo de calamares (aun no he tenido tiempo de probarlo). Aunque sólo he ido una vez, fue más que suficiente para querer volver y probar toda su oferta.

Mi recomendación estrella: ¡No podéis iros sin degustar sus croquetas de espinacas y pera!




Calle Concepción Arenal, 3. 28004, Madrid



Buffet asiático vegano del que casi huyo la primera vez que fui. Los sabores y texturas eran tan sumamente parecidas a las que recuerdo de cuando comía carne, que llegó a asustarme. Tuve que preguntar dos veces si todos sus platos eran veganos. 
Su cocina combina a la perfección la tradición gastronómica oriental con la especialización en platos vegetarianos. Es el único restaurante asiático que ofrece comida vegetariana en Madrid. Platos sanos y bajos en grasas para aquellos que quieran seguir una dieta natural y con sabor oriental.
Ofrecen cinco tipos de menús (Jiang Ju, Sichuan, Beijing, Hong Kong y Peques), incluyendo uno especial para los más pequeños. En ellos nos podremos encontrar habituales delicias orientales transformadas con productos vegetarianos como rollitos de primavera, cerdo vegetariano agridulce o el pato vegetariano asado, entre otros.
Los precios están al alcance de cualquier bolsillo, desde 4,50 euros (el menú para niños) hasta 6,96 euros (el menú más caro para adultos). Esto incluye bebida, y postre (petit suisse) en el menú infantil.

También existe la opción de pedir a la carta, pudiendo elegir entre una gran variedad de entrantes, arroces, pastas, sopas, y lo que se llama “creatividad vegetal”. Esta parte se nutre de platos inicialmente pensados con carne que están adaptados para los vegetarianos, algo que, como he dicho antes, es único en la capital en cuanto a comida asiática se refiere.

Mi recomendación estrella: ¡Cualquier de sus platos del buffet!



Calle Campomanes, 5. 28013, Madrid



Se definen como un sinónimo de una dieta sana y equilibrada. Una gran variedad de ensaladas hechas con productos frescos, excelentes hamburguesas, como las Terra Nostra, Gossip Girl y Green Peace, y deliciosa tartaletas de hojaldre, como las de espinacas con ricota y queso de cabra con brócoli, harán tus delicias. Qué decir de sus tartas veganas artesanales: la de banana y nueces y la de zanahoria saben a gloria.
Además, el restaurante Sanissimo Ópera elabora deliciosos zumos energéticos y détox.
De éste restaurante también he podido disfrutar en solo una ocasión, y aunque el primer plato me negué a compartirlo, en el postre no me quedó otro remedio... El señor Coco me intimidó su mirada acusatoria. ¡Un hurra por los restaurantes Pet-friendly!

Mi recomendación estrella: Su Quiché de puerros y su tarta vegana de zanahoria.



¡Ahora es vuestro turno! Espero poder escaparme de la calurosa capital al menos unos días este verano, así que me vendría genial saber vuestras recomendaciones de vegetarianos o veganos favoritos. ¡Marchando una limonada, porque con este calor, ni café podemos tomar!

28 de julio de 2017

Pequeña gran escapada: Oporto


Historia de un jueves a domingo.
Huidas, evasiones, fugas, piradas, escabullidas...

Sara Sálamo. La La Land
Un La La Land en Oporto

Organizamos una pequeña escapada de jueves a domingo para conocer la cuidad portuguesa. En nuestra agenda no sólo primaba el turismo y las catas de vino, también aprovechamos para contratar un surf-camp para iniciarnos en un deporte que nos llamaba tanto la atención.

Nos quedamos en un pequeño hotel situado en el centro de la ciudad, para optimizar el tiempo y poder

21 de julio de 2017

10 canciones Pre-Casting

Somos lo que comemos, pero también somos lo que escuchamos. La música es magia, nos hace disfrutar de ratos placenteros, nos alienta a recordar tiempos pasados y nos hace compartir, incluso, emociones en grupo...

Diversos estudios demuestran sus efectos positivos. Pero esto no es algo nuevo: ya en la época de los grandes filósofos se cantaban alabanzas musicales para aliviar la tensión. Incluso en las guerras se empleaban ciertas canciones o himnos para desarrollar coraje y confianza en los soldados.

La música es recurso que utilizo casi a diario, pero hoy os vengo a hablar de la música que suelo utilizar antes de enfrentarme a un casting.

Hace algunos meses, os conté los tips a los que recurro para intentar hacer una buena prueba, pero lo cierto, es que antes de entrar, procuro llegar con el tiempo suficiente para poder escuchar mis canciones clave. Canciones que me hacen entrar con confianza. Canciones que suben mi autoestima y estado de ánimo.

Aquí van mi top ten musical: