10 de noviembre de 2017

Mario Bros se pone guapo con Shu uemura


Mario Bros es sin duda, el personaje más conocido de Nintendo y el más querido dentro del mundo gamer


Surgió en 1981 del primer juego de Donkey Kong, creación de ShigeruMiyamoto, inspirado en el triángulo amoroso de las tiras cómicas y dibujos animados de Popeye el marino. ¿Recuerdas al marinero de las espinascas? La princesa Vilma, equivalente al personaje de Oliva, era raptada Donkey Kong (Brutus) y debía ser salvada por “Jump Man”, el héroe. En el juego el personaje tenía que evitar barriles, martillos gigantes y otros obstáculos para llegar a la cima de una estructura en donde esperaba la damisela en peligro.

Posteriormente, Miyamoto quiso que Jump Man fuera el personaje protagonista de su siguiente videojuego, y lo rebautizó como Mario para comercializarlo en el mercado norteamericano. También introdujo a Luigi, el hermano de Mario, para brindarle a los usuarios la experiencia de multi-jugador.

Super Mario Bros marcó un antes y un después en la industria de los videojuegos de plataforma y de 8 Bits, con una narrativa única, con niveles plagados de secretos y empezamos a ver el arte en el juego. En aquel momento las personas compraban Nintendo solo para jugar con Mario.

¿Os ha entrado algo de morriña? ¿Nostalgia quizás? 
Por qué os hablo hoy de videojuegos (es la primera vez en Las llaves de casa). Lo cierto es que no me considero una gamer, aunque cada cierto tiempo tengo también etapas de "videovicio"... Si os interesa el tema, más adelante haré un post para que comentemos sobre nuestros títulos favoritos. Pero la auténtica razón de que hoy cite a nuestro querido Mario y a Nintendo, es que el famoso juego electrónico ¡está más bello que nunca! Una nueva alianza surge este año de la mano de Nitendo y Shu uemura. ¡Sí, tal y como lo leéis!

Esta firma cosmética, que me tiene enamorada, y de la que ya os he hablado en otra ocasión, aquí, ha querido hacer nuestro ritual de belleza mucho más divertido con su nueva colección de cosméticos basados en los personajes del famoso videojuego.

Para los más impacientes, os anticipo que podéis encontrar delineadores de ojos de edición limitada, coloretes y otros tipos de maquillaje. La colección también tiene una forma genial de organizarlo todo con el Adventure Makeup Box.


El packing de Shu uemura es exquisito.

Yo me he adelantado a la carta de los Reyes y ya tengo en mi haber tanto el champú, como el acondicionador y la mascarilla customizado por nuestro personaje favorito.


Champú, acondicionador y mascarilla customizado de Mario Bros 

Además, algo que me chifla de la marca es que sus productos, formulados con aceite de comino negro, rosa mosqueta, argán y camelia, han sido concebidos como pigmentos que pueden ser mezclados entre si, de esta forma, no tengo por qué elegir y creo así mi propio ritual de belleza.

¿Ya habíais oído hablar de la unión de estos dos titanes? Definitivamente es momento de poner el café al fuego para debatir con un pequeño halo nostálgico...

3 de noviembre de 2017

¿Do you speak English?

Mis propósitos de año nuevo han empezado ya este mes de Noviembre. Ya lo dice el sabio refranero español: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. La lista es larga, pero un deseo destaca sobre el resto: mejorar mi inglés.

Bien es cierto que cada año voy a clases, hago castings y las series y películas que veo intento que sean en su versión original en inglés... pero tengo la sensación de estar estancada en el mismo nivel desde hace años. Por lo que he decido probar un método nuevo en una escuela que acaba de entrar en escena de la capital madrileña: Number 16.

Fachada de Number 16 en Madrid.

La academia cuenta con un método propio, y siento que cada minuto de la clase lo aprovecho al máximo. Destacaría que somos muy pocos alumnos por clase y se imparten de forma muy amena. Hacen especial hincapié en conversar, y no es la típica clase aburrida y antigua en la que tienes que sujetarte los ojos con palillos para no perder la atención.

Number 16

Tengo la suerte de compartir pupitre con compañeros que ya conocía (Frank Perea) y con los que me divierto mucho.

¡Nos han prometido un progreso rápido y constante con un sistema que consta de 16 unidades, intrínsecamente ligadas con el “Common European Framework of Reference forLanguages” (CEFR)!

Otro punto muy a favor es que todos sus profesores son nativos, y que rotan en cada clase para acostumbrar nuestro oído a los diferentes acentos.

Me encanta la estética de la academia: madera y elementos rústicos crean un ambiente diferenciador.

Y por supuesto... ¡KANGAROO! Él es el auténtico protagonista de esta historia. Un labrador que nos acompaña en las clases y nos tiene a todos embelesados!

labrador, Numbrer 16
Kangaroo, el labrador serio que me tiene enamorada.

¿Y vosotros? ¿Ya tenéis vuestra lista de buenos propósitos? ¿El inglés también es vuestra asignatura pendiente? ¡Coffee for everybody!